sábado, 1 de febrero de 2014

Medio kilo de dados

Una de las cosas más sugerentes que tienen los juegos de rol son sus dados.

Aunque hay muchos juegos que usaban exclusivamente dados de seis caras (es decir, lo que la mayoría de la gente llamaría "dados" sin más), como el Star Wars (el primero que recuerdo que lo hiciera, en España al menos), lo típico es que la afición del rol estuviera ligada al uso de dados de formas inusuales y colores y acabados llamativos.

Así, cuando uno se introducía en esto del rol, lo de los dados era algo que llamaba mucho la atención.

Por una parte, el que un juego necesitase dados tan especiales hacía pensar que debía ser un juego "serio", complicado y lleno de mecanismos nunca vistos en otro tipo de juegos. ¿Cómo podía un juego necesitar tanta variedad de dados raros?

Por otra parte, el contemplar las mesas llenas de tantos dados de variadas formas era promesa de diversión ¿Para qué se usaría cada dado? O mejor dicho, ¿para qué emocionante acción podría usarla? ¿Y qué resultado me depararía?

La compra del primer "set" de dados era una especie de ritual de iniciación del jugador de rol; un momento importante y emocionante. Luego se pasaba uno un rato en casa haciendo rodar los dados y volviéndose a preguntar cuándo tendría la ocasión de hacer rodar esos dados (no imaginábamos entonces que algunos como el dado de 12 rodaría bien poco).

Yo compré mi primer set, si no recuerdo mal, en una papelería de mi barrio que empezó a vender cosas de rol cuando comenzaba la expansión de estos juegos, allá por 1990. Pero luego el rol declinó, y eso de poder comprar dados y manuales de rol en la mia papelería en la que te habías comprado los libros de texto pasó a convertirse en algo poco frecuente. Por tanto, hasta hace no mucho, habría apostado por que los únicos sitios donde podían encontrarse dados poliédricos eran las tiendas especializadas.

Sin embargo, hace un par de años me llevé una sorpresa en una tienda tipo Abacus de un centro comercial cercano a donde vivo. Es por cierto una pena que haya cerrado recientemente, porque aparte de tener libros, música y juegos, era uno de los pocos sitios donde podían encontrarse juegos y cómics. En cualquier caso, no esperaba encontrar ahí bolsitas de plástico con dados de 10 caras, a pesar de ser un establecimiento donde podían encontrarse artículos de ocio y literatura digamos "poco convencionales". La bolsita incluía 6 unidades por 2 euros aproximadamente (acabo de confirmarlo precisamente en uno de los catálogos de Abacus: Razonamiento matemático). Eso sí, eran dados muy sencillos, completamente blancos, con el número en negro. De todos modos, me pareció sorprendente encontarlos en una tienda no especializada en rol, y además a un precio bastante asequible.


Puede verse en la foto extraída del catálogo, que estas tiendas ofrecen además otros muchos tipos de dados (eso sí, ya de seis caras), que pueden aprovecharse para algún juego existente o para estimular la imaginación del aficionado a crear reglas.

Otra sorpresa, aunque menos rolera, la tuve en una tienda de la cadena danesa Tiger. Ahí lo que encontré no fueron dados poliédricos, sino unos blisters de 12 dados de seis caras , transparentes, en colores muy vivos. El precio, como muchas de las cosas que pueden encontrarse en esas tiendas, era insultantemente bajo: 2 euros. No me pude resistir, así que por algún cajón de casa andan esos dados de alegres colorines. Cuando había renunciado a poneros una foto de estos dados, por no encontrar rastro alguno en la web de Tiger, leí un artículo de FrankenRol donde ¡Roberto D.G. mencionaba los mismos dados!. La entrada está aquí (no pego la foto en mi blog porque no he pedido permiso al autor de Frankenrol y además, así visitáis su estupendo blog si no lo conocéis ya). Lo malo de que no haya página de Tiger con los dados es que significa, me temo, que no los tienen ya en stock así que tendréis suerte si los encontráis (lo que además convierte este comentario, me temo, en algo bastante inútil para alguien que estuviera pensando en adquirirlos).

Por último, no puedo evitar una mención a los dados arrebatados a otros juegos (mismamente el parchís). Hay quien en alguna visita al todo a cien si se pasa casualmente por la sección de juguetes, no puede evitar fijarse en los paquetitos con dados y pensar ¡qué fácilmente pueden encontarse ahora dados, hasta en estas tiendas! Dan ganas de comprarlos sólo por su disponibilidad, echar una partida a algún juego que los use o inventar un juego para usarlos por el placer de hacerlos rodar.

Y pensando y pensando sobre dados, me vino a la cabeza que hace ya la friolera de ¡más de 5 años! (cómo pasa el tiempo) hablé de Chessex y su "Pound-O-Dice": una libra de dados defectuosos por 31,95 dólares. La vida sube, ya que cuando escribí la anterior entrada, estaban a 28 dólares. En Amazon, eso sí, pueden encontrarse a precio algo menor si busca un poco.


Chessex advierte de que se trata de dados "factory-second". Es decir, dados con alguna tara, mayor o menor. En la red hay testimonios de algunos clientes que han comprado estas bolsas y no han quedado muy sarisfechos. Se quejan de que estas taras son demasiado serias, haciendo imposible usar el dado para jugar (más que "taras", serían defectos que deberían haber llevado a tirar el dado a la basura: dados golpeados o desgastados, por ejemplo). También hay que tener en cuenta que el contenido es puramente aleatorio. Mientras que tendemos a pensar que eso significa que "nos van a tocar" dados de todas las formas y colores  (y podríamos decir que Chessex con sus fotos propicia este pensamiento), es perfectamente posible que nos toquen (como se quejaba un comprador) 30 ó 40 dados de diez caras de un feo color gris, o un montón de dados de seis caras con unas extrañas marcas que se usaban en algún juego de mesa perdido en el olvido y que nos pueden servir para poco. Aunque haciendo honor a la verdad, y a partir de los testimonios y las fotos que ponen algunos compradores en la red, hay que decir que estas situaciones no son las más frecuentes y que casi todo el mundo acaba satisfecho con su compra.

Una duda que surge es: ¿cuántos dados son una libra de dados? Según Chessex, estamos hablando de unos 100 dados. Con las siguientes fotos subidas por compradores de la Pound-O-Dice podemos hacernos una idea del número y aspecto de lo que puede encontrarse en una de estas bolsas:





La peculiaridad de este producto es que te pueden tocar dados poco comunes aparte de los poliédricos (se menciona el dado de 100 caras) y "fallos" curiosos: por ejemplo, dados "bicolores", que se producen cuando en el molde entran plásticos de dos colores (lo que ocurre cuando se pasa de fabricar dados de un color a otro color distinto), dados con burbujas, dados de 4 caras con un número en cada cara (en lugar de lo típico de tener 3 números)... si echáis un vistazo detenido a las fotos de arriba, podréis encontrar varios ejemplos de algunos de estos dados.

Por cierto, hay que mencionar que Chessex también ofrece bolsas "pound-o-dice" con una libra de dados de 6 (exclusivamente) y la monstruosa "Box-O-Dice": 30 libras de dados por 325 dólares. Es decir, la friolera de casi 14 kilos de dados.

Mientras que en el 2008 Chessex tenía la exclusiva sobre este original producto, ahora parece haber competencia. Wiz Dice es una pequeña y joven compañía especializada en dados. Una de sus ofertas es la bolsa de 100 dados.

Estamos hablando en este caso de dados en perfecto estado (no "factory-second"), sin taras. La compañía dice que cada bolsa contiene dados de las seis formas clásicas en diferentes colores. Garantizan que tendrás dados de al menos 6 colores distintos. En este caso el comprador no debe esperar rarezas, por lo que puede ser la mejor opción para el jugador más interesado en hacerse con un montón de dados variados que pueda usar para jugar que en el buscador de curiosidades. El precio es además muy atractivo: unos 20 dólares en Amazon.

Tanto Chessex como Wiz Dice incluyen una bolsita con un conjunto de 6 dados (un set completo en este caso, es decir, un dado de cada tipo).

Por cierto, una de las distribuidoras de estos dados es Bry Belly, una compañía distribuidora que comercia con una amplia gama de productos: desde artículos para bingo hasta extensiones de pelo. En su catálogo tienen bastantes packs de dados. Me ha llamado la atención que venden paquetes de dados de casino usados: no había caído en que esos dados sí que deben de gastarse a menudo y tienen que renovarse; no me extrañaría que hasta hubiera una ley o algo parecido sobre ello.

Por último, Dragon Fang (el proyecto personal de Russell Herschler, un diseñador gráfico, que vende directamente sus productos) también tiene su propia "libra de dados".


En la página de Herschler, éste dice que la bolsa contiene más de 100 dados y afirma que contiene dados de los "típicos" poliédricos: D4, D6, D8, D10, D12, D20, D10 "percentil"; es decir, en principio no encontraremos dados peculiares (específicos de algún juego, o más raros como D100, etc.) como puede ocurrir con la de Chessex. Se hace hincapié en que la bolsa abunda en D10, D20 y D6. Su precio es de 19,95 dólares (sin gastos de envío). Eso sí, se advierte de que no es probable encontrar sets completos (es decir, los 6 poliedros con el mismo color y diseño). Lo curioso es que Dragon Fang dice que estos dados son de Chessex; parece que ha visto que hay gente interesada en esto de las bolsas de dados y han llegado a algún acuerdo con Chessex para que les venda sets incompletos a un precio al que obtiene algún beneficio. En principio tampoco tenemos aquí dados "curiosos" ni con defectos, con lo cual si se busca una gran cantidad de dados sin curiosidades ni sorpresas, puede ser una buena opción.

En resumen: si alguien no puede resistir la tentación de saber qué se siente al sopesar en la mano casi medio kilo de dados, ahora tiene más opciones que la Pound-O-Dice de Chessex. A mi desde luego me entran ganas de pedir oferta de los gastos de envío, y probablemente lo haría con Chessex, porque tengo ya suficientes dados "normales". Eso sí, si finalmente resulta que lo que consigo es una libra de dados feísimos... avisado estaba.
Y vosotros, ¿os plantearíais comprar estas bolsas llenas de dados?

Un saludo, y cuidad vuestros poliedros.

7 comentarios:

Juan Villamota dijo...

Un dado que me compré una vez y que encuentro practiquísimo es este:

http://www.learningresources.com/product/dice+in+dice+bucket.do

Se trata de un clásico dado de 6 caras transparente que tiene otro dado más pequeño dentro.

Permite obtener un 2d6 con una única tirada.

Raúl Cabeza de Plomo dijo...

Madre mía! No había visto nunca este dado.¡Qué interesante! Desde luego, si lo veo en una tienda, lo compro.

En versión "percentiles", lo suyo sería un dado de 10 dentro de otro dado de 10, lo que permitiría obtener 1D100 en una única tirada. ¿Os lo imagináis? ¡Qué frikada! (incluso podría evitar el eterno debate de "¿cuál marcaba las decenas?" si se adoptaba el más grande como decenas y el más pequeño como unidades).

Gracias por el aporte y el comentario.

Un saludo

Cabeza de Plomo

Cronista dijo...

Los que me gustaría encontrar a mí son los dados Zocchi (d7, d14, d16, d24 y d30) que se emplean para Dungeon Crawl Classics. Hay formas de simular estos dados con los habituales, pero es una espina que llevo clavada.

Lo de los 14 kilos de dados me ha dejado de piedra ¿Para qué querría alguien tanto poliedro?

Un saludo

Josep Casanova dijo...

Una entrada muy interesante, como siempre.
El dado más raro que tengo es el D100, una "pelota" capaz de cruzar la mesa de juego sin detenerse hasta caer por el otro extremo y de dudosa precisión.
Por otro lado me ha llamado la atención lo de la gente que compran el pack de dados defectuosos y luego se quejan de que son precisamente eso: defectuosos.
Como curiosidad, decir que hace poco vi en "Todocolección" a un tipo vendiendo dados de 20, 8, 4, y12 caras a 20€ cada uno, diciendo que "Dado de X caras, MUY RARO" ¿Habrá vendido alguno?

Raúl Cabeza de Plomo dijo...

Buenas, caballeros,

Gracias por vuestros comentarios.

Impresionado me ha dejado lo de los dados Zocchi. De hecho, tu comentario me ha hecho leer sobre su creador, Lou Zocchi, todo un personaje obsesionado con la aleatoriedad de los dados.

Merece la pena leer la entrada en la Wikipedia sobre él. Su compañía produce dados sin bordes redondeados. Zocchi culpa a la práctica de redondear las aristas de los dados de su inexactitud. Sus dados tienen aristas y vértices "vivos". Según él, el hecho de que la mayoría de los dados comercialmente disponibles tengan inexactitudes es la causa de que muchos jugadores tengan supersticiones acerca de dados "intocables" y dados "malditos". Por esta característica de vender dados con vértices vivos, su D4 se vende con los vértices recortados para evitar que se use como arma. Al parecer, un cliente le escribió indignado quejándose de que su D4 se había quedado parado en ese recorte (todo esto lo he sacado de la Wikipedia que menciono).

Capdemut, lo de los dados "muy raros" es de traca. Creo que había una compañía americana que vendía dados hechos de cosas rarísimas: metal proveniente de meteoritos, huesos fosilizados de dinosaurio... como no se trate de algo parecido, el vendedor de esos dados a 20 euros es un crack.

Lo del dado de 100 es una cosa que siempre me ha parecido muy simpática, pero que como comentas, puede ser demasiado incómodo. Pero tenerlo es como una declaración de intenciones, un objeto de culto rolero.

Por último, lo de la caja de 14 kilos de dados es real... al menos tiene número de catálogo en Chessex (001BX Box-O-Dice apprx 30lbs $825.00)... desgraciadamente no he encontrado ninguna foto en la web de cómo puede ser algo así. Quizá hasta dé para llenar un barreño y "bañarse" con dados en plan Tio Gilito...

Por cierto que con todos estos comentarios estamos recopilando material para una entrada dedicada a curiosidades sobre los dados de rol. ¿Alguien se anima? :)

Un saludo

Manuel Alberto Lerma Moreno dijo...

Alguien a pedido.la.bolsa de Dragonfang? Yo la.pedi.hace un.mes no llego aun

Víctor Sesmero dijo...

yo creo que he perdido mis dados de toda la vida.